El Islam NO es una religión de paz

Quisiera advertir de entrada que este artículo es políticamente incorrecto desde su título hasta su conclusión, de manera que los hipertensos que son dados a pacifismos relativistas, se les advierte que este artículo NO brindará un punto de vista utópico, sino la pura y triste realidad de una civilización que ha perdido su identidad para abrazar, cual prostituta, lo que sea que se le ofrezca, a cambio de un supuesto “progreso” y dudosa “libertad”.

Es de todos conocidos los últimos atentados que ha sufrido Francia por parte del Estado Islámico, por lo que este artículo es motivado tanto por estos actos, como por tratar de ser una continuación de una reflexión anterior que hice, con el título de “La Islamización de Occidente… ¿Qué hemos hecho?”[1]. Es una pena que en mi país, justo el mismo día en que Francia sufre múltiples atentados, nuestro presidente creyó conveniente promover un Centro Islámico en la capital (Quito), sencillamente porque es de ellos en gran parte, de quien depende la economía.

Partamos desde el principio:

¿QUÉ ES EL ISLAM? – ORÍGENES 

Trataré de ser breve, lo prometo…

El fundador del Islam nace en La Meca en el año 570 d. C. (lo señalo con negrita porque hay quienes piensan que esta religión fue anterior al Cristianismo), en el seno de la poderosa tribu de los árabes, los “quarish”. Mahoma quedó huérfano desde muy temprana edad, por lo que su abuelo se hizo cargo de él, que luego también murió, para luego hacerse cargo de él su tío. Se casó con una viuda llamada Khadija, de la cual tuvo dos hijos que murieron jóvenes, y cuatro hijas.

Mahoma se estableció en los alrededores de La Meca y se dedicó al comercio de productos agrícolas, sin embargo, le disgustaba sobremanera la idolatría dominante entre los árabes. Tenía esta costumbre de dedicarse a la contemplación y a retirarse a los desiertos solitarios cercanos a La Meca. En uno de los tantos ires y venires, tuvo un “éxtasis” – aquí es donde se pone interesante el asunto – en donde tuvo diálogos con el Arcángel Gabriel (así es, el mismito que anunció a la Virgen María la encarnación de Jesucristo), el cual lo persuadió – según él – de que él era el elegido de Dios para reformar tanto la religión como la vida social.

Mahoma tuvo mucho contacto con el judaísmo y el cristianismo local, ya que ambas religiones tenían varios adeptos en la península arábiga. Influenciado por ambas fue formulando su religión, haciendo una especie de mix entre el monoteísmo judaico y la ética cristiana, pero dando también cierto espacio al paganismo local.

Podemos calificar a Mahoma como un brillante líder militar y reformador social, siendo que después de once matrimonios (el último con una niña de nueve años), logró formular toda una doctrina y dominar en gran medida toda Arabia. Finalmente, Mahoma muere en el 632, venerado como profeta de Dios, líder religioso y estratega militar.

BIBLIA VS CORÁN

En la revelación cristiana, el redactor del texto sagrado es al mismo tiempo co-autor con Dios. Hay una legítima inspiración divina, sin embargo, las características y estilo propios del autor, que es humano, influyen al texto. Es decir, “Dios se valió de hombres elegidos, que usaban todas sus facultades y talentos; de este modo, obrando Dios en ellos y por ellos, como verdaderos autores, pusieron por escrito, todo y solo lo que Dios quería” [2]

Por otro lado, en el caso del Corán el autor humano “desaparece”. No es Mahoma quien se dirige al pueblo, sino Allah directamente, dirigiéndose a su maravillado profeta con un imperioso “Dile a tus conciudadanos, este mensaje…”. Esto se da desde el inicio hasta el final del Corán. Nos encontramos ante un largo monólogo divino que no admite ningún modo de respuestas, el “mudo” interlocutor debe solo escuchar y después “decir”, el mensaje a los suyos. Para los musulmanes la mera idea de que Mahoma pueda ser autor del Corán es juzgada blasfema.

Por lo tanto, el Corán es radicalmente distinto a la revelación bíblica, puesto que no admite interpretación de ningún tipo, sino que debe ser tomada de forma literal en toda su integridad. Sobre esto, cada vez que un ignorante de la materia va por allí alegando que la Biblia dice “tal cosa o tal otra”, muchas veces es por falta de conocimiento de la correcta interpretación de dicho pasaje (contexto, mensaje, etc.), sin embargo, en el caso del Corán esto no sucede, debido a que lo que leemos es tal y cual como se presenta. El Corán debe ser entendido como un libro dictado directamente por Alá, suprimiendo así la participación del autor, de su único autor, Mahoma. Vale la pena especificar, que todo lo que Mahoma dice haber recibido por parte del Arcángel Gabriel como revelación directa, fue memorizado en su entereza. Es decir, la tradición del texto fue oral hasta después de la muerte de Mahoma, pues la tradición nos cuenta que él no escribió propiamente nada, más aún, la historia nos refiere que fue analfabeto.

Ante esta situación, la primera cosa que podemos deducir, es que el Corán está completamente abierto a ser un caldo de cultivo para el fundamentalismo religioso desde sus inicios, desprovisto de la posibilidad de una interpretación histórica o de un marco contextual.

¿EL ISLAM COMO “RELIGIÓN DE PAZ”?

Frente a los distintos acontecimientos terroristas que ha presenciado Occidente, y en ellos, la cara más violenta del Islam, pareciese como si los medios de comunicación (dueños y “hacedores” de la opinión pública) tuviesen “dos trabajos”: el primero, comunicar la tragedia para solidarizarse con las víctimas, pero luego, presentar a los terroristas como una especie de “desviación” del Islam. Es decir, el mensaje que recibimos es: “No todos son así, porque en verdad el Islam es una religión de paz”, y así como es propio de la idiotez del hombre de occidente, empiezan los hashtags (#) en repudio del terrorismo, pero a la vez, solidarizándose con el Islam que ha sido “víctima” de una discriminación por parte de todo Occidente. Es interesante que esta actitud sea imposible refiriéndonos al Cristianismo, pues como es muy conocido, la falacia de generalización con respecto al pecado de un miembro del clero, o de algún laico que cause escándalo, es automáticamente comidilla de la prensa, y ocasión para denigrar y atacar a la Iglesia con los titulares más insensatos posibles, generando rechazo y odio en la opinión pública. ¡No señores!, de entre la lista de responsables por la falsa tolerancia a la barbarie que está viviendo Occidente, está cierta prensa, ávida de dinero pero pobre de conocimiento histórico y religioso.

Ignorante es el hombre de Occidente, que desconoce a la segunda religión más grande del mundo, el Islam. La misma raíz del Islam está en la conquista militar, y el fruto que vemos hoy viene de esta raíz. El Islam, desde su mismo principio, fue propagado por “el filo de la espada”. La historia del Islam está repleta de violencia y guerra, desde su nacimiento hasta el día presente. Cuando los musulmanes invadieron España, se necesitaron siete siglos para sacarlos. Los turcos otomanos masacraron a un millón y medio de ármenos entre los años 1915-1916 (un hecho todavía ignorado por mucho del mundo occidental). En el Sudán, más de dos millones de cristianos han sido masacrados y muchos más vendidos como esclavos, todo bajo la dirección del General Umar Bashir (musulmán). En Indonesia, los musulmanes han matado a más de 300.000 católicos desde 1975. El genocidio y la persecución actual de los cristianos en Irak, Irán, Egipto, Pakistán, Nigeria…en el nombre del Islam y los musulmanes.

Sé que aquí saldrá algún desubicado – como lo han hecho en redes sociales – a mencionar las Cruzadas, como parte del espíritu igualitarista de Occidente. Tratando así de fundamentar que “todas las religiones han tenido sus momentos” o algo así, ignorando además, que las Cruzadas fueron una respuesta defensiva ante la invasión y el saqueo de los Lugares Santos, sin embargo, es importante que recordemos lo siguiente – o que lo aprendamos, si no lo sabíamos –:

Archivo 15-11-15 08 02 03

Luego, yo no encuentro “la conquista por la espada” como un modus operandi estándar del Cristianismo. Diferente a Mahoma, Jesús y sus seguidores no iniciaron la propagación de su fe por la fuerza militar. Lo repetiré con negritas y en mayúscula: MAHOMA EXPANDIÓ EL ISLAM A FUERZA DE ESPADA. El Cristianismo – por otro lado – se expandió A FUERZA DE MÁRTIRES PERSEGUIDOS.

A los propagandistas ignorantes que se dedican a vender una imagen de un Islam pacífico “víctima” de la “terrible” discriminación occidental, deberían por decencia adoptar un crash course de historia. La imagen barata que se nos quiere vender no es otra cosa que un caldo de cultivo para futuras invasiones en Occidente. Y no son estas, “elucubraciones”, sino una realidad presente y constante. Consecuencia además, por la necesidad enfermiza de los políticos por asegurar su capital, haciendo tratos con el mundo islámico a cambio de abrirles las puertas a nuestros países, ciudades, plazas y casas. Dándole la bienvenida a la Yihad[3] que no conoce de paz y mucho menos de diálogo.

“Oh creyentes, hagan guerra contra los infieles que moran entre vosotros. Que ellos encuentren firmeza en vosotros”[4].  “Seréis llamados a pelear contra una nación poderosa, pelead hasta que ellos abracen el Islam”[5]. “Pelead contra aquellos que no creen…aunque sean Pueblo del Libro, hasta que estén dispuestos a pagar el tributo en reconocimiento de su estado de sumisión”[6].  

Parece como si la gente no terminara de entender que la situación aquí es la siguiente: o es el Islam o es el resto del mundo, pero para el Islam y su enseñanza, no pueden co-existir ambos a la vez.

LA VERGÜENZA DE OCCIDENTE

Occidente se forma bajo el signo de la Cruz y es de ella de la cual recibe la identidad en todo su esplendor, sin embargo, han tenido que pasar varios siglos de Revoluciones con el único objetivo de desterrar la identidad cristiana de los pueblos, para que el día de hoy Occidente abrace el Islam como una “riqueza cultural” y olvide el genocidio constante de los cristianos en Medio Oriente en manos del Estado Islámico, para luego cambiar su perfil de Facebook por la banderita del país que sufre atentados. Hoy fue Francia, ayer fue Estados Unidos, mañana  – Dios no quiera – será otro país… pero lejos de solidarizarse verdaderamente, lo que tenemos es esta sensiblería del momento, en donde si no es un atentado terrorista sino una ballenita asesinada, tendremos acto seguido a miles de millones de personas usando el hastahg #YoSoyBallenita … sin embargo, no tienen ni la menor idea de que esas “atrocidades terribles” que tanto desprecian, son las mismas que acogen con su tibieza al abrir las puertas a esta religión violenta y subversiva, que no conoce de interpretaciones ni diálogos, sino de espada y sumisión.

maxresdefault (1)

De entre las tantas diferencias abismales que tenemos con el Islam, evidentemente encontramos aquella de llamar a Dios Padre. Un nombre que falta en los 99 atributos de Alá que el musulmán piadoso repite mientras desgrana su rosario. Y que además, es una verdad teológica que configura de manera total y definitiva la concepción del ser humano y del mundo en relación a Dios. Dios NO ES un dictador implacable que aplasta la naturaleza de los autores bíblicos y les hace caer en “éxtasis” para dictarles Su Palabra, ni da indicaciones a través de revelaciones privadas sin opción a ser interpretadas, sino que Dios se encarnó e irrumpió en la Historia de la humanidad[7], no apareciendo “mágicamente”, sino tomando nuestra carne, nuestra naturaleza, para mostrarnos Su Rostro en Jesucristo. De esa manera nos ha mostrado Su Amor, y su deseo de acercarse a nosotros. Un Dios cercano, es el Dios que se nos ha revelado en Jesucristo. El Único Dios verdadero.

CONCLUSIÓN 

Sé que muchos tienen esta obsesión por estar de acuerdo con todo el mundo para evitar conflictos, sin embargo la realidad exige que nos definamos en posturas claras con respecto a nuestra vida. Como cristianos es una insensatez total que pretendamos conciliar con el Islam, más aún, una falta de respeto con nuestros hermanos perseguidos en Medio Oriente. Para quienes están verdaderamente “prestos” a solidarizarse con la desgracia ajena, pues les aconsejo meter la mano en el bolsillo y donar a los cristianos perseguidos a causa de la yihad islámica: https://www.ain-es.org/colabora.aspx?sec=1


[1] Aquí el link: https://stevenneirac.wordpress.com/2015/07/23/la-islamizacion-de-occidente-que-hemos-hecho/

[2] Dei Verbum, 11

[3] La Yihad es uno de los principios del Islam. Es la obligación del creyente en Alá, para que la ley divina reine en la tierra. Esta ley implica la guerra santa en todas sus formas y tiene permitido y recomendado como forma concreta, la violencia contra los infieles y la muerte a quienes no se conviertan al Islam y a su único profeta, Mahoma.

[4] Sura 48:16

[5] Sura 9:29

[6] Sura 9:5

[7] El Islam niega la Encarnación.

Anuncios

3 thoughts on “El Islam NO es una religión de paz

  1. Bueno está bien el artículo pero falta información para q puedas argumentar mejor, pues no se puede decir q se casó con una niña de 9años dejando caer su pedrastria pe no fue así esto .
    Si hacemos las cosas bien argumentos con verdades .
    Al leer el coran uno siente q no es el mismo Dios el cristo el nuestro es un Dios de la guerra del miedo.
    Por otro lado se te olvida decir q hay musulmanes moderados q respetan al prójimo , gente buena. No hay que ser injustos pq Dios nos ve y sabe todo .
    Debemos intentar la buena convivencia con todo el mundo independientemente de cultura etnia …todos hemos sido creados por el mismo. Por mucho que el mal se muestre en su modo más fanático debemos enfrentarnos al él como cristo nos enseñó, pero nunca buscando más guerra metiendo más zizaña. La ley del talion no es nuestra ley.
    Me importa lo que opina el de arriba no los fanáticos musulmanes , que hacen mártires a quien ellos quitan la vida llevándolos directamente a Cristo mientras ellos se condenan para toda la eternidad.
    Busca siempre la conciliación por mucha rabia q tengas, pues es nuestra alma la q debe salvarse.
    Dios ve donde nadie ve es omnipotente omnisciente omnipresente .Dios es todo y nosotros nada. hasta las fieras se postean ante él antes q nosotros no tenemos inteligencia somos mundanos
    No somos conscientes de quien es Cristo ni de lo q hizo por nosotros no tenemos ni idea a q nos enfrentamos!
    Siento agonía de saber lo q somos , capaces de ofender tanto a nuestro padre!
    Imposible que alguien se salvará sin su misericordia! cuanto bueno tiene q ser nuestro padre cuanto bueno! para perdonar a tan malas las bestias q somos!

    Me gusta

  2. Yo encontré este análisis y me pareció muy clarividente sobre el funcionamiento fogocida del islam.

    Esto es el Islam:

    Interesante y esclarecedor artículo que he encontrado y lo reiroduzco.

    ¿COMO SE LLEVA A CABO LA ISLAMIZACION DE EUROPA?

    El Islam tiene componentes religiosos, legales, políticos, económicos, sociales y militares. El componente religioso es una tapadera de todos los demás componentes.
    La islamización comienza cuando se alcanza en un país un número suficiente de musulmanes como para poder comenzar campañas en favor de privilegios religiosos.
    Cuando en las sociedades políticamente correctas, tolerantes y culturalmente diversas se aceptan las demandas de los musulmanes en favor de sus privilegios religiosos, algunos de los restantes componentes tienden también a infiltrarse en el resto de los aspectos de la vida ciudadana.
    He aquí cómo funciona todo esto:

    – En tanto la población musulmana permanezca alrededor, o por debajo del 2% de la de cualquier país, ésta será vista por la población local como una minoría amante de la paz, y no como una amenaza hacia los demás ciudadanos.
    Éste es el caso de lo que ocurre en:
    Estados Unidos: 0,6% de musulmanes
    Australia: 1,5% de musulmanes
    Canadá: 1,9% de musulmanes
    China: 1,8% de musulmanes
    Italia: 1,5% de musulmanes
    Noruega: 1,8% de musulmanes

    – Con una población que alcance entre el 2% y el 5%, los musulmanes comienzan con el proselitismo entre otras minorías étnicas y grupos descontentos del lugar, a menudo con reclutamientos considerables en cárceles y entre las bandas callejeras.
    Esto está ocurriendo en:
    Dinamarca: 2,0% de musulmanes
    Alemania: 3,7% de musulmanes
    Reino Unido: 2,7% de musulmanes
    España: 4,0% de musulmanes
    Tailandia: 4,6% de musulmanes

    – A partir del 5% de población musulmana, estos ejercen una influencia desorbitada con respecto al porcentaje de población que representan. Por ejemplo, insistirán en la introducción de los alimentos halal (limpios de acuerdo a los preceptos islámicos), asegurándose de esta manera empleos de manipuladores de alimentos reservados a los musulmanes. Empezarán las presiones sobre las cadenas de supermercados para que muestren alimentos halal en sus estanterías * junto con las correspondientes amenazas si no se cumplen estos requisitos.
    Esto está ocurriendo en:
    Francia: 8,0% de musulmanes
    Filipinas: 5,0% de musulmanes
    Suecia: 5,0% de musulmanes
    Suiza: 4,3% de musulmanes
    Holanda: 5,5% de musulmanes
    Trinidad y Tobago: 5,8% de musulmanes
    Llegados a este punto, trabajarán para que la autoridad gubernamental les permita que ellos mismos se regulen bajo la Sharia, la Ley Islámica (dentro de sus ghettos). El objetivo último de los islamistas es establecer la Sharia en todo el mundo.

    – Cuando los musulmanes se aproximan al 10% de la población, tienden a aumentar la anarquía como un medio de quejarse sobre sus condiciones de vida en el país.
    En París ya hemos visto las revueltas imparables con quemade coches y de mobiliario urbano. En esta situación, cualquier acción no musulmana ofende al Islam, y resulta enninsurrecciones y amenazas, como las de Amsterdam tras la oposición a las viñetas de Mahoma y películas sobre el Islam. Estas tensiones se ven a diario, particularmente en los sectores musulmanes de:
    Guyana: 10,0% de musulmanes
    India: 13,4% de musulmanes
    Israel: 16,0% de musulmanes
    Kenia: 10,0% de musulmanes
    Rusia: 15,0% de musulmanes

    – Tras alcanzar el 20%, las naciones pueden esperar disturbios espeluznantes, formación de milicias jihadistas, asesinatos esporádicos, y la quema de iglesias.
    Etiopía: 32,8% de musulmanes

    – Con un 40% de musulmanes, las naciones experimentan masacres generalizadas, ataques terroristas crónicos, y guerra ininterrumpida de milicias, como las de:
    Bosnia: 40,0% de musulmanes
    Chad: 53,1% de musulmanes
    Líbano: 59,7% de musulmanes

    – Los países que alcanzan un 60% de población musulmana experimentan persecuciones sin límite de los nocreyentes de todas las demás religiones (incluyendo a los musulmanes no ortodoxos), limpiezas étnicas esporádicas (genocidios), el uso de la Ley de la Sharia como arma, y el establecimiento de la Jizya, el impuesto sobre todos los infieles, como está ocurriendo en:
    Albania: 70,0% de musulmanes
    Malasia: 60,4% de musulmanes
    Qatar: 77,5% de musulmanes
    Sudán: 70,0% de musulmanes

    – A partir del 80% deben esperarse intimidaciones y jihad violenta sobre la población no islámica, algún tipo de limpieza étnica dirigida por el Estado, e incluso algún genocidio, a medida que estas naciones expulsan a los pocos infieles que van quedando, y se dirigen hacia el objetivo de un Estado 100% musulmán, tal y como se ha experimentado ya, o está en vías de consecución en:
    Bangla Desh: 83,0% de musulmanes
    Egipto: 90,0% de musulmanes
    Gaza: 98,7% de musulmanes
    Indonesia: 86,1% de musulmanes
    Irán: 98,0% de musulmanes
    Irak: 97,0% de musulmanes
    Jordania: 92,0% de musulmanes
    Marruecos: 98,7% de musulmanes
    Pakistan: 97,0% de musulmanes
    Palestina 99,0% de musulmanes
    Siria: 90,0% de musulmanes
    Tajikistan: 90,0% de musulmanes
    Turquía: 99,8% de musulmanes
    Emiratos Árabes: 96,0% de musulmanes

    – Alcanzar el 100% marcará el comienzo de la Paz de “Dar*es*Salaam” (el Paraíso de la Paz Islámico). Aquí, se da por supuesta la existencia de la paz, porque todo el mundo es islámico, las Madrazas son las únicas escuelas, y el Corán la única palabra, como ocurre en:
    Afganistán: 100% de musulmanes
    Arabia Saudí 100% de musulmanes
    Somalia 100% de musulmanes
    Yemen: 100% de musulmanes
    Desgraciadamente, la paz nunca se alcanza, puesto que en estos estados con el 100% de musulmanes, aquellos más radicales intimidan y vomitan odio, y satisfacen sus ansias asesinando a los musulmanes menos radicales, por una variedad de razones.
    “Antes de cumplir los nueve años, ya había aprendido la doctrina bàsica de la vida árabe: era yo contra mi hermano; yo y mi hermano contra nuestro padre; mi familia contra mis primos y el clan; el clan contra la tribu; la tribu contra el mundo, y todos juntos contra los infieles”

    León Uris “El Peregrinaje”
    Es importante entender que en algunos países, en principio con “poco porcentaje” de población musulmana, como en Francia, la minoría musulmana vive en ghettos, dentro de los cuales constituyen el 100%, y en los que viven bajo la Ley de la Sharia. La policía no osa entrar en esos ghettos.
    No hay tribunales, ni escuelas nacionales, ni establecimientos religiosos no musulmanes. En estas situaciones, los musulmanes no se integran en la comunidad en general. Los niños asisten a las Madrazas (escuelas musulmanas), donde sólo estudian el Corán.
    Incluso relacionarse con un infiel es un crimen punible con la muerte, el adulterio y fornicación están prohibidos. El castigo debe ser ejecutado en este mundo sobre quien comete adulterio o fornicación, como Allah dijo (traducción del significado): “A la fornicadora y al fornicador aplicadles, a cada uno de ellos, cien azotes. Si verdaderamente creéis en Allah y en el Día del Juicio no permitáis que la compasión que podáis sentir por ellos os impida aplicar la pena establecida por Allah; y que un grupo de creyentes sea testigo cuando se les castigue” (an-Nur 24:2).
    Por lo tanto, en algunas áreas de ciertas naciones, los imanes y los extremistas musulmanes ejercen más poder que el que la media nacional de penetración de la población podría indicar.
    Conforme el porcentaje va aumentando, la situación va empeorando, pues el islam es intolerante con religiones y costumbres de su alrededor cuando se sabe que tiene fuerza para serlo, aunque al principio “se comporte de modo normal al estilo europeo”

    Mil quinientos millones de musulmanes representan hoy el 22% de la población mundial. Pero su tasa de nacimientos eclipsa a la de los cristianos, hinduístas, budistas, judíos y todos los demás creyentes.
    Los musulmanes superarán el 50% de la población del mundo al final de este siglo. Este es el futuro que le espera al mundo a no ser que se tome conciencia y los deje vivir solamente entre ellos y en sus paises disfrutando su “cultura”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s