El negocio sucio de Planned Parenthood

Blood-Money-FilmLargo rato tienen distintos grupos pro vida denunciando la cueva de ratas que se mueve dentro de la organización abortista Planned Parenthood, no solo por la comercialización de órganos (que es el escándalo de ahora), sino también por encubrir abusos sexuales,  sin embargo, ahora que se han filtrado dos videos y que se han vuelto virales en las redes, resulta que el mundo “se ha dado cuenta” de que algo no anda bien con esta organización. Yo en verdad me pregunto dónde están las feministas heroicas y defensoras de las mujeres ante esta situación, las mismas que se rasgan las vestiduras por los abusos sexuales del clero resulta que no han dicho ni una sola palabra con respecto a los actos criminales de esta organización. Ciertamente, es una pregunta retórica la mía, pues se entiende que no es “conveniente” que digan algo al respecto, ya que, después de todo para ellas el asesinato de un ser humano en el vientre materno es un “derecho”.

CUESTIONES DE SENTIDO COMÚN Y DOBLE MORAL

Hace poco el senador James Lankford confrontó esta realidad penosa ante el Senado de Oklahoma[1], y dos de los puntos más claros que profundiza no son nada más que de sentido común:

  1. “Se nos ha dicho que estos bebés que están en el vientre son sólo tejidos, y que es decisión de la madre qué hacer con ese cúmulo de tejidos. Luego, momentos después, toman ese tejido y lo venden porque sus órganos humanos son necesarios para investigaciones científicas. No se puede decir en un mismo momento que ese no es un humano, y luego vender sus partes como órganos humanos, pues ahora de repente es humano… ¡Fue un humano todo el tiempo! Nunca hubo un momento en que no fuese un humano.”

  1. “La ironía aquí, es que pasamos tiempo hablando de un trato más humano para los animales y de cómo salvar a los bebe ballena, y se nos pasó por completo el hecho de que los niños están siendo despedazados en el vientre y sus partes siendo vendidas.”

No hay necesidad de agregar algo a estos párrafos que he citado de su discurso para que se entienda en qué parte está la doble moral, o en qué parte la justicia y las leyes no están obedeciendo al sentido común, pero esto es lo que sucede – y no me cansaré de repetirlo por todos los medios que tengo – cuando las leyes son forzadas para satisfacer los caprichos egoístas y avaros de unos pocos retorcidos.

Más aún, la violación del sentido común no termina aquí, sino que el Partido Demócrata (encabezado por Obama) decidió perseguir con investigaciones al grupo pro vida que destapó este escándalo[2]. No es muy difícil entender que todo esto es un negocio y que cada billete está manchado de sangre. Como cristianos, sabemos que si no se arrepienten serán juzgados severamente por sus acciones y omisiones, especialmente aquellos políticos y poderosos que prostituyen sus conciencias a cambio de votos; sin embargo, no debemos descansar en nuestra lucha por la defensa de la vida y la dignidad del ser humano en todas sus etapas. Esta no es una lucha que compete sólo a los cristianos, sino a médicos, universitarios, empresarios, arquitectos, profesores y a cualquier persona de buena voluntad que con dos dedos de frente pueda distinguir la prioridad entre los bebe ballena y un ser humano.

LA INSTRUMENTALIZACIÓN DE LA MUJER

Al igual que lo hace UNICEF, poniendo su mejor cara de “defendemos y cuidamos a los niños” pero por el otro lado financia abortos con sus tarjetitas de Navidad, pues así mismo Planned Parenthood ha encontrado su mejor marketing en hacer uso de “nos preocupa la mujer y su salud” para  luego convertirse en parte del círculo vicioso de abusos sexuales, en donde el violador encuentra en esta organización un cómplice para hacer abortar a las mujeres y así seguirlas violando sistemáticamente.

No hace más de un mes se denunció – y no por primera vez, sino que pasan los 60 casos – el encubrimiento de abusos sexuales y de tráfico y comercio de niños. Podría seguir nombrando los tantos de cientos de crímenes por parte de esta organización que sería mejor que quien esté interesado en ver unos cuántos, revise el link al respecto[3]. Sin embargo, el asunto de importancia aquí es nuestra actitud ante esta realidad, y en este sentido quisiera dirigirme principalmente a los ecuatorianos, que – confundidos o desinformados – piensan servir a una causa justa cuando se ubican bajo la bandera del aborto como un mal llamado “derecho de la mujer”. Espero sepan que ésta no es ninguna causa justa, sino un negocio sucio que se lucra a costa del sufrimiento de las mujeres y del asesinato del indefenso.

PLANNED PARENTHOOD, LAS FEMINISTAS Y ECUADOR

Ya en marzo de este año la ONU pidió – nuevamente – al Ecuador que despenalice el aborto en casos de violación o posibles malformaciones y de más está decir que Planned Parenthood sigue apostando por Ecuador como un buen cliente, dado que ya tuvo la oportunidad de financiar la campaña “Sexualidad sin Misterios” hace no mucho tiempo. Pues me olvidaba decirles, que esta joyita de organización no solo promueve el aborto sino también la enseñanza de la homosexualidad y la equidad de género en los colegios. En fin, tan solo necesitamos un poco de sentido común y tres gramos de objetividad para entender que una cosa es el feminismo entendido rectamente como la defensa y promoción de los legítimos derechos de la mujer, y otra muy distinta la militancia activista de movimientos feministas fanáticos que buscan confundir a la gente y sirven a intereses personales y dañinos, de donde se deduce que, para sus fines, es necesario mentir y desfigurar la realidad, reinventando conceptos tan clarísimos como que la vida que se gesta en el vientre de la  mujer es científica y médicamente comprobado como distinta de la madre y que por tanto el aborto no es ningún derecho sino un asesinato.

Finalmente, también vale la pena invocar al sentido común con respecto a aquellas personas que se guían por una compasión mal entendida, priorizando a los animales por encima del ser humano. Llama la atención que parece ser un factor común mayoritario el hecho de que los animalistas por default también son abortistas y pro “a lo que venga”. Ojo, he dicho “mayoritario” de manera que hay excepciones.

Sin más que decir, nos queda seguir defendiendo la dignidad del ser humano y denunciando los fanatismos ideológicos de las minorías, mientras que por otro lado pedimos al Señor por su conversión, para que comprendan que los argumentos que ridiculizan sus posturas no son religiosos – solamente – sino que tienen bases científicas fundamentadas en la ley natural.

 

 

[1] La ponencia del Senador James Lankford puede verse aquí: https://www.youtube.com/watch?v=7bYeLo0fASU

[2] https://www.aciprensa.com/noticias/partido-de-obama-ataca-a-quienes-revelaron-venta-de-organos-de-bebes-de-planned-parenthood-66854/

[3] http://vidahumana.org/images/stories/dossier-pdf/ippf%20y%20planned%20parenthood%2001%20-%2003-20-15.pdf

Anuncios

One thought on “El negocio sucio de Planned Parenthood

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s